Invitation and open call for the 8th International Degrowth Conference

We invite you to participate in the 8th International Degrowth Conference “Caring Communities for Radical Change” that will take place in the Hague between 24-28 August 2021.

The Conference aims to connect activists, artists, academics, practitioners, students, and general public to create an open platform for discussing ideas and practices which can ensure wellbeing for all within the Earth’s limits.

You will find more information about the conference in our open call for participation in Dutch, French and English here.

For more information contact: info@degrowth.nl.

 

Degrowth is a movement and a research field that explores fundamental questions and proposes solutions confronting the roots of today’s crises: 

  • How do we confront the contradictions between (the pursuit of) endless economic growth and the ecological boundaries of our planet?
  • What kind of society would ensure a good life for all, without wealth and power being hoarded by the few?
  • How can we enable a just transition that halts over-extraction, over-production and over-consumption?

More on degrowth by WEGO-ITN partner prof. Dr. Wendy Harcourt

Los quince proyectos – e investigadores/as – que forman WEGO

WEGO-ITN apoya el surgimiento de una nueva generación de investigadores/as como parte de una plataforma de investigación relevante para la sociedad. Conozca aquí nuestros 15 proyectos.

Nr. 1: “Programas de adaptación al cambio climático y violencia política en Nepal” (Universidad de Oslo, Noruega) – Ankita Shrestha

El principal objetivo de este proyecto de investigación es examinar las percepciones de las personas sobre los cambios en el ambiente y en los recursos naturales en sus comunidades, así como analizar qué agencias estatales y no estatales toman decisiones, qué significa la gobernanza, quiénes participan y quiénes no. Se orienta a explicitar los roles de estos diversos agentes y de las comunidades en relación con la gobernanza de los recursos y a tratar de entender las políticas que informan estas decisiones en relación con el cambio climático en Nepal. 

Nr. 2: “Flores a lo largo de flujos de agua virtuales feministas: una etnografía de conexiones glocales que brotan en Maharastra, India” (Instituto de Investigación en Ciencias Sociales, Universidad de Ámsterdam, Países Bajos) – Irene Leonardelli

La investigación se focaliza en floricultura y en las personas y los flujos de agua (reales y virtuales) que hacen parte de este tipo de agro-negocio. Desde una mirada anclada en la EPF, el proyecto se orienta a explorar cómo los procesos de reestructuración agraria y de reasignación del agua modifican la tenencia, las relaciones laborales, el consumo y las prácticas migratorias; también procura entender el mercado de las flores y el flujo virtual de agua que éste implica, analizando cómo se conectan personas y lugares lejanos geográficamente, partiendo desde Maharastra y más allá de los límites de India. 

Nr. 3: “La ecología política feminista en relación con la minería y el género y las identidades étnicas en Kalimantan Central, Indonesia” (Universidad de Passau, Alemania) – Siti Maimunah

A través de esta investigación se intenta observar la intersección de la transformación socio-ecológica y la transformación de identidades étnicas y de género en el proyecto IndoMet en Kalimantan, Indonesia. El foco está puesto en examinar cómo la minería afecta los procesos de formación, reproducción e instrumentalización identitarias en el contexto de una industria minera masculinizada. 

Nr. 4: “Relaciones de género cambiantes como consecuencia del cambio climático en comunidades pastoriles en el sur de Kenia” (Instituto de Estudios del Desarrollo, Universidad de Sussex, Reino Unido) – Eunice Wangari

El foco en esta investigación es explorar cómo respuestas con perspectiva de género frente al cambio y la variabilidad climática impactan a su vez en transformar las relaciones de género entre integrantes de la comunidad Masai en el sur de Kenia. Entre los aspectos a observar se destacan los diferentes conocimientos y experiencias entre mujeres y hombres en función del ejercicio de sus roles de género, y cómo estas especificidades son utilizadas en actividades no pastoriles que estas comunidades están implementando en respuesta al cambio climático. 

Nr. 5: “Fracking en el Reino Unido contemporáneo: fracturando paisajes, conocimiento y poder” (Universidad de Brighton, Reino Unido) – Alice Owen

La investigación se orienta a explorar las políticas del conocimiento asociadas al fracking y a la extracción no convencional de combustibles fósiles en el Reino Unido. En particular procura analizar las injusticias que la industria está trayendo a las comunidades, incluyendo las ambientales y climáticas así como las sociales y epistemológicas, y observar el tipo de respuestas resilientes, y en muchos casos exitosas, que se construyen por parte de activistas en las comunidades afectadas. 

Nr. 6: “Análisis con perspectiva de género del discurso sobre cuidado y granjas familiares en la producción de aceite de palma en Indonesia” (Universidad de Brighton, Reino Unido) – Dian Ekowati

El foco de esta investigación está en aplicar una mirada desde la EPF para analizar las perspectivas de cuidado y “commoning” en el contexto de las comunidades que trabajan en la producción de aceite de palma en Kalimantan Oeste, en Indonesia. 

Nr. 7: “Relaciones Alimentarias: economías comunitarias, pertenencia y comida local en la mega ciudad de Chennai, India” ” (Universidad de Passau, Alemania) – Enid Still

La investigación procura entender la evolución de los vínculos entre lo rural y lo urbano y la generación de nuevas relaciones humanidad-naturaleza desde una perspectiva anclada en la EPF, mapeando las nuevas cadenas de valor y sus consecuencias políticas y ecológicas. Asimismo observa la intersección de esas cadenas alimentarias con las nociones de casta, género, religión y edad.  

Nr. 8: “Las políticas del cuidado y la definición de una buena vida: economías comunitarias de alimentación de mujeres mayores en el Japón rural” (Universidad de Wageningen, Países Bajos) – Nanako Nakamura

En esta investigación se estudian las prácticas de mujeres mayores en la zona de Shimanto, prefectura de Kochi en Japón, analizando la relación entre los cambios en su subjetividad y su interacción con el entorno humano y natural. En un espacio geográfico caracterizado por la ocurrencia frecuente de desastres naturales, envejecimiento y reducción de la población, el foco de análisis está puesto en el involucramiento de las mujeres mayores en iniciativas productivas locales que procuran revitalizar la comunidad, lo que permite analizar nuevas perspectivas del significado sobre vivir bien desde una práctica encarnada y comunitaria, a partir de una mirada de la EPF sobre la cotidianeidad, las relaciones de interdependencia, tanto entre las personas participantes como con la comunidad y la naturaleza. 

Imagen: Ana Agostino

Nr. 9: “Transformación de comunidades pesqueras de pequeña escala” (Universidad de Oslo, Noruega) – Eoin Farrelly

El foco de esta investigación es analizar los procesos de transformación de las comunidades pesqueras de pequeña escala en Escocia e Irlanda resultantes de la crisis global de este tipo de pesca. En particular el foco está en las respuestas de las comunidades de pescadores a los desafíos sociales, económicos, políticos y ambientales que están enfrentando, analizando conceptos de bienestar, ecología y comunidad desde la perspectiva de los actores locales, dado el impacto de las operaciones de gran escala internacional que afectan las comunidades costeras y su realidad cotidiana. 

Nr. 10: “Las políticas de la alimentación en contextos urbanos del sur de Europa” (Universidad Libre de Berlín, Alemania) – Marlene Gómez

Este proyecto se orienta a realizar un estudio comparativo de prácticas alimentarias alternativas y participación ciudadana. Entre otros aspectos a analizar está la división sexual del trabajo, el involucramiento de estas iniciativas de “comida” con la agricultura comunitaria, el interrogante sobre si estas prácticas se constituyen o no en plataformas de articulación política, si otorgan o no espacio para manifestar preocupaciones vinculadas con violencia, pobreza, marginación o racismo en tanto fenómenos cotidianos que experimentan varios/as de los usuarios/as y agentes de estas iniciativas, y si habilitan procesos que permitan superar esos fenómenos en el marco  de una concepción de cuidado, siendo ésta una de las categorías de análisis junto con la EPF. 

Nr. 11 : “Organizaciones de mujeres en paisajes económicos de género en la Italia rural” (Fundación Pangea, Italia) – Anna Katharina Voss

La investigación se focaliza en las intersecciones de agroecología, feminismo y prácticas comunitarias en Italia, a partir de una mirada militante/académica sobre iniciativas de base y de redes que procuran generar una contra-narrativa de resistencia a la expansión de los monocultivos industriales, mediante la defensa de la tierra como un bien común y de prácticas de economía social comunitaria desarrolladas en espacios rurales y urbanos y en su confluencia. 

Nr. 12: “La ciudad y el común: la tarea de la reproducción social en el marco de las luchas feministas y por la justicia ambiental, hacia una vida urbana emancipatoria post-crecimiento” (Universidad Autónoma de Barcelona, España) – Ilenia Iengo

Se trata de una investigación sobre las luchas de base por una buena vida y una sociedad post-crecimiento en el contexto urbano del sur de Europa, específicamente en la ciudad de Nápoles, Italia, desde una perspectiva de la Ecología Política Feminista Urbana. El foco está en dos experiencias concretas del común, analizadas en función de una perspectiva que integra la EPF, la justicia ambiental y la teoría de la reproducción social, analizando cómo las comunidades construyen contra relatos y prácticas ante las vivencias de miedo, sexismo, injusticia ambiental, xenofobia y austeridad neoliberal, experimentando estrategias emancipatorias e incluyentes para reclamar el derecho a la ciudad. 

Nr. 13: “Relaciones de mujeres y hombres con la naturaleza, vistas a través de las políticas del agua” (Universidad Autónoma de Barcelona) – Nick Bourguignon

La investigación se orienta a entender la naturaleza/cultura del agua, analizando los complejos entrecruzamientos de factores sociales, culturales y económicos que impactan en la gobernanza del agua, y cómo estos factores se relacionan con la movilización política que reacciona y disputa diversos procesos eco-sociales. Específicamente, la investigación explora el uso, los derechos y la gobernanza del agua desde la perspectiva de la EPF y las políticas del cuerpo a través de un estudio de caso en el sureste de España. 

Nr. 14: “Cuerpos, tecnologías y bienestar: ecología política feminista del envejecimiento” (Instituto Internacional de Estudios Sociales, Universidad Erasmus, Países Bajos) – Constance Dupuis

Esta investigación procura responder una serie de preguntas en torno a cómo entender la vejez y el envejecimiento más allá de los discursos dominantes del “envejecimiento exitoso”, cómo incorporar perspectivas que no construyan la vejez como una etapa de la vida que necesariamente necesita intervención. Estas preguntas se formulan desde la intersección entre el bienestar generacional y el bienestar ambiental aplicando una mirada anclada en la EPF y en el cuidado, con foco en la agencia de las personas mayores y de sus organizaciones. Los estudios de caso se nutren de experiencias en Uruguay y Canadá. 

Nr. 15: “Conflicto y emociones en los debates sobre población entre activistas y académicos/as” (Instituto Internacional de Estudios Sociales, Universidad Erasmus, Países Bajos) – Milja Fenger

El propósito central de esta investigación es explorar el rol de las emociones y el conflicto en los debates sobre control poblacional desde la mitad de la década de los 90 en adelante. Concretamente se propone analizar los modos en que las discusiones entre representantes de la academia y activistas progresistas de izquierda que concuerdan (o discrepan) con la necesidad de políticas poblacionales, se tornan tensos e incluso agresivos. Si bien se trata de una investigación fundamentalmente de escritorio, las entrevistas y grupos de discusión previstas tienen base en los Países Bajos. 

La Red Global WEGO y la ecología política feminista

La Red WEGO nació en el Convento Santa María del Giglio en Bolsena, Italia, a partir del encuentro de varias mujeres activas en investigación académica y en organizaciones feministas. El Instituto de Estudios Sociales de la Universidad Erasmus en La Haya fue el responsable de la convocatoria en julio de 2016 que permitió poner en común  investigaciones y prácticas diversas motivadas por la preocupación en torno a la crisis ecológica y de desigualdad global. El intercambio se orientó a la preparación de un proyecto académico que permitiera apoyar a estudiantes de doctorado de diversas partes del mundo para que investigaran en torno a temáticas asociadas a la Ecología Política Feminista (EPF) y la economía del cuidado trascendiendo la lógica de tesis individuales para trabajar en un proceso colectivo que reflejara en la práctica la visión de transformación que guía el proyecto. 

Este recibió el nombre de WEGO (por sus siglas en inglés), que significa “Bienestar, Ecología, Género y Comunidad”. En enero de 2017 se presentó ante el programa de la Comisión Europea de Capacitación e Innovación “Marie Skldowska Curie European Training Network”, la que dio su apoyo a la iniciativa. En 2018 comenzó a funcionar con 15 estudiantes de doctorado, diez universidades en su rol académico de promoción de dichos doctorados (en Alemania, España, Italia, Noruega, Países Bajos y el Reino Unido), así como instituciones asociadas dispuestas a acompañar a los y las estudiantes en su trabajo de campo (en Australia, Estados Unidos, India, Indonesia, Italia, Nueva Zelanda, Portugal y Uruguay). 

En esos intercambios que resultaron en la creación de la red estuvo presente no solo la profunda preocupación por la crisis global en sus múltiples dimensiones, sino también por la respuesta dominante anclada en los mismos procesos y puntos de vista que originaron la presente situación. Es decir, la permanente reiteración de políticas y programas de desarrollo convencionales que incluso cuando en sus denominaciones parecen orientarse a promover modelos más sustentables (Economía Verde, Objetivos de Desarrollo Sostenible, etc.), no hacen más que profundizar las prácticas dominantes y sus impactos negativos en la Vida en su diversidad.  Ante esta situación, este grupo de mujeres académicas y socialmente comprometidas se unieron en torno a dos ideas principales: el potencial de transformación e innovación de la Ecología Política Feminista, y la necesidad de otro tipo de investigación que se sustente en la justicia epistémica y visibilice el conocimiento y las estrategias cotidianas de diversas personas y comunidades.

A partir de allí se acordaron los siguientes objetivos:

  • Establecer una red de excelencia en torno a la EPF que vincule a investigadores/as, comunidades y hacedores/as de política con el fin de tener un impacto en el ámbito de las políticas ambientales y de desarrollo y contribuir a un cambio positivo para las comunidades involucradas en los procesos de investigación.
  • Apoyar el surgimiento de una nueva generación de investigadores/as como parte de una plataforma de investigación relevante para la sociedad.
  • Consolidar la EPF como un enfoque conceptual clave para la resiliencia y la sostenibilidad, aportando nuevas perspectivas sobre género al espacio de políticas abierto por los ODS en relación con medio ambiente y desarrollo. 

La Ecología Política Feminista está en el centro del trabajo que lleva adelante la red. Como ocurre con otros conceptos, no podríamos presentar una única definición ni tampoco WEGO cuenta con un acuerdo finalizado sobre qué entiende el conjunto de sus integrantes sobre ese marco de análisis compartido. La construcción colectiva de la conceptualización sobre EPF es parte del desafío. Varias ideas hacen parte de esta conceptualización y motivan el trabajo de la red:

La EPF se interesa por la dinámica de las relaciones de género y cómo determinan los procesos ecológicos, tecnológicos, políticos y económicos, cómo dan forma al acceso y control de recursos; analiza los procesos de toma de decisiones y las fuerzas sociopolíticas que influyen en las políticas ambientales y de desarrollo; la forma en que las políticas pueden tener en cuenta las complejas capas que conforman las relaciones de las personas con su entorno; las influencias específicas de la cultura y el conocimiento en las prácticas sostenibles; la producción de conocimiento relacionado con la naturaleza y cómo algunos de estos conocimientos son ignorados por la perspectiva dominante; las relaciones entre humanos y no humanos, entre otras dimensiones. 

La EPF también cuestiona la simplificación de agregar mujeres a los datos estadísticos y las narrativas que presentan a las mujeres como víctimas de la crisis ambiental. Destaca el compromiso de las mujeres y su rol político con capacidad para producir conocimientos relevantes, implementar formas creativas y sostenibles de relacionarse con la naturaleza, cuestionar las relaciones de poder que reproducen las desigualdades de género en las decisiones sobre políticas ambientales; analiza las experiencias del día a día en función de un tipo de investigación que permita entender y hacer visibles los procesos políticos, incluidas las emociones y las respuestas desde lo corporal, que están dando personas y comunidades al cambio económico, social y ambiental con el fin de promover alternativas sustentables, resiliencia y bienestar. 

Manifestación para el 25 de noviembre en Uruguay, día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Imagen: Ana Agostino

El eje estructurante de la EPF es el relacional, a partir del reconocimiento de la interconexión de toda la vida, entre personas, comunidades, con la naturaleza, con los no humanos. Mientras el modo de desarrollo patriarcal dominante se basa en la dominación y la explotación (sobre los cuerpos, las culturas, la naturaleza), la EPF promueve una transición basada en las prácticas cotidianas de mujeres, hombres, personas trans, queer, no-binarias y otras subjetividades, para mantener medios de vida ecológicamente viables. La conformación de estos medios de vida se da dentro de la tensión entre imaginarios autónomos y diversos y las imposiciones de la globalización capitalista. 

Con el fin de aportar hacia esta transición, WEGO se planteó investigar en torno a tres grandes temas: 

  • Cambio climático, desarrollo económico y extractivismo

Bajo este tema la investigación se centra en las respuestas comunitarias al cambio climático, el capitalismo neoliberal y los procesos de desarrollo extractivista. El foco está en las luchas sociales cotidianas en respuesta a los cambios económicos y ecológicos, y en la organización de las comunidades y sus esfuerzos para superar situaciones de inequidad, exclusión y pobreza. Entre las áreas a abordar se encuentran “las dimensiones culturales de género y las políticas de transformación” que permitan mostrar cómo los nuevos arreglos socio-materiales son moldeados por y a su vez moldean nuevas formas culturales. 

Si bien en cada tema hay una diversidad de subtemas que los y las estudiantes investigan, el marco compartido en este caso incluye las siguientes preocupaciones: tipo de gobernanza de los recursos naturales por parte de gobiernos nacionales e internacionales y empresas privadas; formas de movilización comunitaria para defender la seguridad hídrica y alimentaria, la energía y los medios de subsistencia y para exigir condiciones laborales justas; alianzas que estén formando las comunidades prestando atención a procesos de reasignación de recursos culturales, sociales y económicos desde una perspectiva de género. 

  • Común, economías comunitarias y políticas del cuidado

En este tema la exploración se centra en identificar cómo distintas comunidades están produciendo nuevas formas de manejo de recursos basadas en prácticas de desarrollo no extractivistas, así como estrategias de supervivencia que se basan en prácticas económicas comunitarias y en el valor del cuidado y la convivencia. Los diversos proyectos de investigación se orientan a conocer las prácticas emergentes de las economías comunitarias y de cuidado desde una perspectiva de género. 

El marco compartido para esta temática se orienta a observar cómo las comunidades están siendo más resilientes y sustentables, para lo cual algunos focos comunes de observación son: lo común y la seguridad alimentaria; prácticas de cuidado en espacios interconectados; subjetividades (masculinidades y feminidades) para crear y posibilitar una comunidad más inclusiva y comprometida con el lugar; las racionalidades del mercado y su relación con ideas alternativas para medios de vida sustentables; prácticas empresariales y gestión de recursos por parte de grupos comunitarios que vinculan a productores/as rurales y consumidores/as urbanos/as; consecuencias políticas y ecológicas de las nuevas cadenas de valor y cómo se cruzan con las nociones de clase, género, religión, casta y edad. 

  • Naturaleza/Cultura, Tecnologías y “Embodiment” (Encarnación)

Este tema interroga la interdependencia de cuerpos, ecologías y tecnologías en los estudios de política corporal y ecología política. La atención se centra en la experiencia corporal del cambio económico y ecológico y en las formas de pensar más allá de los supuestos límites tecnológicos, científicos y sociales entre la naturaleza y la cultura. 

En el marco de este tema la investigación trasciende el enfoque convencional sobre la naturaleza que separa a los seres humanos de sus entornos, y se propone analizar cómo los cuerpos, las tecnologías y las economías deben ser entendidos como parte integral de nuestro entorno material y de la práctica y la teoría ecológica. Los aspectos comunes a analizar incluyen: el concepto de naturalezacultura y cómo mirar la interrelación entre humanos y no humanos en el marco de ecologías y economías cambiantes; las narrativas emergentes que pueden deshacer y hacer nuevos mundos en un “giro” hacia una nueva eco-crítica y una nueva eco-política; la interdependencia de tecnologías, ecologías y cuerpos y su implicancia en los marcos políticos para el desarrollo sostenible. 

“Una vida saludable es una vida sin violencia”, Montevideo. Imagen: Ana Agostino
WEGO en 2020, 2021 y hacia adelante

Los 15 proyectos de investigación fueron planteados en el marco de estos tres grandes temas y en 2019 varios de ellos comenzaron su trabajo de campo. La pandemia global de COVID 19 tuvo un impacto en estas investigaciones y en la red en su conjunto, como ha ocurrido masivamente en el mundo entero. A lo largo de 2020 WEGO ha continuado trabajando, fundamentalmente en forma virtual. Algunos proyectos se reformularon, en algunos casos en diálogo con las comunidades y grupos asentados en los territorios, en otros también de manera remota dada la emergencia que determinó el regreso de varios/as de los y las doctorantes a sus lugares de estudio o impidió el desarrollo del trabajo de campo. A pesar de estas dificultades, en el mes de junio se organizó el encuentro de capacitación de todos/as sus integrantes, donde cada uno de estos proyectos fue analizado y debatido en profundidad, y la propia conceptualización de la ecología política feminista estuvo en debate. 

Antes y después del encuentro, tanto los y las estudiantes entre sí como en relación con el resto de la red fueron trabajando en torno a cambios y tensiones alrededor de los proyectos: categorizaciones, concepciones, emergencia de cuestionamientos vinculados a violencia epistémica, privilegios dentro de la academia, conocimiento situado y rol de las instituciones eurocentradas, ética de la investigación y su relación con una perspectiva de cuidado, entre varias otras dimensiones. El camino recorrido, los aprendizajes y las nuevas preguntas, el intercambio hacia adentro y hacia afuera de la red, generaron el interés en plasmar este proceso y la exploración en torno a la Ecología Política Feminista en una publicación. La idea es trabajar colectivamente hacia la culminación de los proyectos y dejar abierto, a través de esa publicación, el diálogo en torno a la EPF y su posible aporte hacia una transición (transiciones) social, económica y ecológica. Asimismo, y como parte de ese proceso de ir aportando a la conceptualización de la EPF pero también del trabajo en red desde la diversidad, se irán generando artículos y contribuciones por parte de diversos integrantes de WEGO que se compartirán en este mismo espacio. 

Conozca nuestros 15 proyectos aquí.

 

Meet Aleta Baun: Indonesian environmental activist, politician, weaver

Aleta Baun. Photo credit: Eva Tobing - Organizational documentary for Cipta Media Ekspresi (Wikimedia) on Mario Vitoria's drawing, for Teachers of the World: Courage and Wisdom.

WEGO researcher Siti Maimunah and Tessa Toumbourou published an article on Teachers of the World: Courage and Wisdom,  an ALICE Project initiative, that highlights the lives and voices of women and men – activists, academics, intellectuals, artists or writers – who stood out in the fight against different forms of oppression, building paths of social, cognitive and sexual justice. Here is their piece about Aleta Baun, Indonesian environmental activist, parliamentarian and weaver.

Aleta Baun

Aleta Baun successfully led a citizens’ movement for over a decade, working to prevent four large marble mining companies from destroying the land and forests of her sacred homeland on the western part of the island of Timor, Indonesia. In 2006 she brought together 150 women from surrounding villages to peacefully protest while weaving cloth – the traditional craft of the Mollo people. After a year of non-violent occupation, the mine was abandoned and the sacred area protected. Aleta, known as Mama Aleta in her community, is now a parliamentarian representing her community against the impacts of extractives industries. By supporting women to take leadership roles and use creative protest techniques that reinvigorated traditional cultural practices, Aleta’s accomplishments extend further than just preventing mining destroying her communities’ environment to also improving gender equity, governance structures and economic development in her region. Aleta’s work offers inspiration for what indigenous rights’ and environment movements can achieve with passion, creativity and persistence.

Forest lifeblood

Home for Aleta is the Mollo region, at the foot of Mutis mountain range on the western half of the island of Timor. The area is known for being green and fertile, distinct from the otherwise dry province of East Nusa Tenggara (NTT). As well as being spiritually significant for the Mollo people, the community indigenous to the region, Mutis mountain range is also an important watershed for the Timor island. The mountains are made of porous marble towers, which allow water to permeate and drip down to follow the roots of vegetation, forming wellsprings at the base of the rock. The name Mutis, meaning ‘the flow of water’, is indicative of the function of the mountains. Thirteen rivers flow from the mountain to supply drinking and irrigation water for much of West Timor.

The Mollo people rely on forest resources for their livelihood needs, including food and medicinal products. Soil is considered to be the source of life, and the crops that grow in the rich mountain soil the embodiment of their ancestors. Natural dye is collected from forest plants, to use in their traditional weaving—a skill that women in these villages have crafted for generations. The Mollo people have a strong spiritual connection to their environment, and are believed to have occupied the land around the mountain range for more than 13,000 years. They consider the soil, water, stone and trees intrinsic to their own selves. For the Mollo people, land is symbolic of flesh, water as blood, stone as bones and forests as veins and hair. Aleta explains this relationship as fundamental to the identity of a Mollo person:

– If we are separated from any one of these natural elements, or if any one of the elements are destroyed, we start to die and lose our identity. So, we find it very important to protect the land.

To read the complete article, click here.

 

Thinking through the relations between feminist political ecology, degrowth, commoning and post-development

The Lalang river, in Indonesia, is a common property for the Murung people – almost all Murung activities happens on or around the river. However, catching fish has become more difficult for the Murung women when extractive projects such as coal mines operate in the region. Photo credit: Siti Maimunah.

 

In July this year, four of us (Nanako, Mai, Martina and Enid)  came together online to present our work and bring a feminist political ecology perspective to debates and discussions happening at the IASC-RIHN Online Workshop On Commons, Post-Development and Degrowth in Asia.  This is what we presented – and learned.

With issues of commons and commoning, the more-than-human and care, all featuring in our PhD work, we were keen to learn about the diverse meanings of the commons, their intersecting power dynamics and transformative potential in the context of Asia. For instance, what similarities and differences are shared among commons studies in Asia? Do they go beyond hegemonic formulations introduced by Western concepts, which are often carefully attended to by Asian scholars and in Asian studies? Indeed, using exogenous terms and concepts entails challenges in terms of linguistic and epistemological incompatibility. So why is it necessary to translate locally embedded terms? Nanako touched upon this challenge through questioning the necessity of linguistic and semantic translations in relation to aging, a universal concern, and the specificity of Japanese rural communities and the associated traditional landscape or Satoyama. 

Mai brought the topic of extractivism to the workshop, through the example from her fieldwork where indigenous communities who depend on rivers in Central Kalimantan to sustain their livelihood have experienced the spatial reorganisation of communal forests and agricultural lands, which are being converted into coal mining areas to pursue economic growth. She was interested in questions such as, how do experiences of extractivism relate to commoning practices? Do principles of degrowth support the struggles of people affected by extractivist projects?

This workshop therefore offered us an opportunity to learn and think with others about different commoning practices happening in Asia, and also tackle difficult, often uncomfortable questions about how they are being represented and narrated in degrowth and post-development scholarship. These tensions and our interest in confronting them were further articulated through Enid’s presentation of the idea that a just Degrowth is a Decolonial Feminist Degrowth. The plurality of thinking and praxis around Degrowth, the commons and post development, we found, like feminisms, are infused with constructive tensions and contestation.

We were particularly inspired by the way that the studies presented at the workshop embraced and enriched the practice of working, thinking and researching with situated knowledges. Among the many inspiring presentations, discussions and debates happening both on zoom and the online conference platform, Slack, there were, two presentations that resonated with us: “Gradual Stiffening through Making-Do: A Method of Hope for Degrowthing Shared Public Spaces” by Chris Berthelsen, Xin Cheng, Rumen Rachev and “Covid-19, Common, and Life within Society: Indonesian Case” by Nur Dhani Hendranastiti. 

The former presentation was on the possibilities of collective hope in urban commons and commoning practices. Beyond visions of urban commons as fixed urban spaces, they suggest a re-orientation of notions of property and shared urban spaces and places, that are lived through a method of collective hope, thinking and operating beyond the human, and which is made and remade through the opening up of possibilities which can only exist in ambiguity and uncertainty. Related to this, earlier work by Xin Cheng and Chris Berthelsen explored how small co-habitations might work on a larger community scale through the below ‘hallucination.’ Their collaborations in themselves are inspiring to think through the multiple practices of knowledge co-production in relation to shared spaces and commoning practices – especially in their attentiveness to their more-than-human fellows! You can see more work by Xin Cheng on reframing urban socialities in Hamburg here and read her book on co-producing ‘human(e) shared spaces’ here.

The second presentation by Nur Dhani Hendranastiti, explored the correlations between Islamic ethical principles and degrowth principles. Ethical principles such as Amanah (trust), Adalah (social justice) and Ihsan (equilibrium through distribution) were at the core of the agricultural-financial system that supported farmers during the COVID-19 pandemic in Indonesia. Decentering capital, the system privileges multiple stakeholder equality, including non-humans. Ecological economics and degrowth thinking often refers to ethical principles from Buddhism, (often drawing on the work of Schumacher) but rarely other religions. Whilst the financial system described still worked within the confines of a capitalist system and norms of individual property ownership, Nur Dhani Hendranastiti challenged us to think beyond what may have become dominant narratives about the ethical principles that guide degrowth.

Through the full but enjoyable three days of presentations, discussions and online chats, we were able to connect to a variety of different scholars and artists who helped us to develop a deeper understanding of the debates and practices on commoning, degrowth and post-development in Asia. In that learning and interacting process, we were commoning our knowledge, re-imagining a world full of plurality. Through our own collaborative presentation, we introduced the different issues, concerns, activisms, communities and theoretical frames we are working with and offered a brief intervention from a feminist political ecology perspective on some of the key theory and ideas coming from degrowth, post-development and commons scholarship. The diversity of perspectives made visible at this workshop demonstrated the dynamism of these intersecting disciplines and practices, and created a hopeful and careful space to remain curious in these challenging times.

Covid-19 pandemic and oil spills in the Ecuadorian Amazon: The confluence of two crisis

How can we reframe the current planetary crisis to find ways for decisive and life-changing collective action? The Amazon region of Ecuador, at the center of two crises –Covid-19 and a major oil spill–, but also home to a long history of indigenous resistance, offers some answers.

Navigating two crises

In Ecuador, the intensification of resource extraction and pollution, floods and weather disturbances have hit hardest marginalized populations. Indigenous peoples and people living in the Amazon have continuously suffered an enormous political and economic disadvantage when confronting extractive industries and allied state bodies. The vulnerability of the peoples and territory of the Ecuadorian Amazon region has been even more severely exposed during the Covid-19 lockdown period which began 16 March 2020.

On 7 April 2020, the Trans-Ecuadorian Oil Pipeline System and the Heavy Crude Oil Pipeline, which transport Ecuador’s oil production, collapsed. The pipelines were built along the banks of the Coca River and the collapse resulted in the spillage of an enormous quantity of crude oil into its waters. The Coca river is a key artery in the regional Amazon system. It runs through three national parks that form one of the richest biodiverse areas on Earth, which has been historically preserved by the ways of life of the indigenous peoples who inhabit it.

Read the full article here

Wendy Harcourt is co-author of this blog published on Undisciplined Environments